jueves, 7 de febrero de 2013

"Gentes malas, malas gentes"



¿Por qué los malos NO se mueren, NO desaparecen?




Asistimos en estos últimos días a multitud de casos de corrupción, mucho más intensamente de lo que veníamos sufriéndolo desde hace quizás DOS décadas al menos, mejor tres si hago memoria. Fundamentalmente está protagonizada por la autodenominada eufemísticamente “clase política”, que en su mayoría, y salvo contadas excepciones, NO son más que unos simples y burdos gorrones/as de lo público, de lo de TODOS, de lo pagado y sufragado por el ciudadano, uno utilizado cuan marioneta de función callejera y de forma dramática, para depositar un voto, una simple papeleta “trucada", ver listas cerradas, muy de vez en cuando. 

Eso se aco@mete en una barata y cutre urna de plástico, para luego ellos/as hacer lo opuesto a lo prometido, lesando de paso los más mínimos y esenciales derechos como persona de los votantes. Mientras tanto y a diario, todos pagamos sus desmanes, la histórica endogamia, las farras, fiestas y vicios de todos estos modorros/as, paniaguados/as, vestidos con caros trajes y equipados de rostros con gesto de poco fuste, de alelado/a vamos, que solo pueden catalogarse así mismos como rocosos, de pura piedra, de cara dura.


deavanzada.blogspot




Y claro está, uno llega a preguntarse, a pesar de estar bautizado hace tiempo, de no querer el mal ajeno, al menos de manera continua, lo siguiente:




1 // Los imbéciles, los bandidos, los facinerosos, los malhechores, corruptos y delincuentes ¿por qué NO se mueren, NO desaparecen?


2 // ¿Quizás lo sea por ser inmortales o porque YA están muertos, son despojos, fiambres?


3 // ¿A los malos los paren, los NACEN, los expulsan del vientre materno, se HACEN, se transforman o se pudren poco a poco y de ahí el hedor reinante en España? 

4 // ¿Por qué los malos no se mueren, no enferman terminalmente, no son arrollados por un tren o un camión, abatidos por un rayo, por una maldición y en cambio duran muchos, muchos años, casi un siglo?


5 // Si los buenos, dicen los curas y prebostes de distintos credos que van al cielo ¿Dónde van entonces los malos? ¿Quizás al infierno? ¿Eso existe? Pues aún si fuera un lugar terrible, horrible y atroz, me parecería POCO para ellos/as.


6 // Si el creador está a “gustito” y gozando con los buenos a su vera ¿NO lo está el diablo con los suyos? ¿Acaso entonces el diablo NO encarnaba el mal, NO es el representante de los malos/as en la tierra?


7 // Quizás si los malos NO están a gusto ni siquiera con sus “semejantes” ¿Hay derecho, incluso divino o estelar en que tengamos que soportarles? Desde luego así NO HAY color, no hay equidad, no es justo carajo.


8 // ¿Será entonces por esto que los malos NO se mueren, porque NO les quieren en NINGÚN SITIO, ni en el averno los aceptan?


9 // ¿Quién les ungió para ello? ¿Acaso ser malo/a es un plus extra para una larga vida?


10 // ¿Es posible que las células tumorales en los malos, sean MEJORES que sus supuestas células buenas? ¿De qué clase y tipo son las células “benignas” de los/as malignos?


11 // ¿Acaso entonces NO está ahí el remedio para el cáncer, para el de TODOS, en hacer que las células NO tumorales sean peores que las que están infectadas o tumoradas”?


12 // ¿NO sería bueno su estudio en profundidad, pues quizás aquí tendríamos el remedio definitivo para los tumores, para el cáncer, incluso para el que anida en lo más profundo de nuestra sociedad?


13 // ¿Estas peculiares características celulares, estos mecanismos de apoptosis selectiva, de muerte celular programada en los malos/as, SOLO pueden darse dentro de la “clase política” y/o empresarial? 
 

14 // ¿Alguien ha reparado que “celular” también significa penitenciario, carcelario, correccional, privativo de libertad por cometer delitos?


15 // ¿Es por ello que los malos/as a parte de no morirse, también eluden y escapan de entrar en prisión, de ser atrapados por la justicia de los hombres, pues la divina ya sabemos que les dio licencia para matar a los otros, no con un arma, si no de ASCO, por inanición, de repugnancia, de repulsión, de empalago y de hartazgo?





Estoy en MI derecho, estamos en nuestro derecho, de desear lo PEOR para toda esta calaña de maleantes, granujas, vagos e INDESEABLES.




Y tres frases para cerrar, bueno cuatro:



- Este es un país que me duele”. Unamuno.

- "Ahora la estupidez sucede al crimen”. Luís Cernuda.

- "Son españoles los que no pueden ser otra cosa”. Antonio Cánovas del Castillo.




Y una última mía, “Solo se meten en política, aquellos/as que NO tienen donde caerse muertos, por ello doblan o palman TAN tarde desgraciadamente, para el resto de los mortales”.

Del mismo, al hilo de mi reflexión, deseo repetir unos brillantes párrafos del gran artículo de Antonio Fornés, "Sumergidos en el gris" (1). Así tenemos que:



El político y psiquiatra David Owen, que fue ministro de Sanidad y de Exteriores británico, afirma que efectivamente muchos de los que hoy nos gobiernan son peligrosos ENFERMOS MENTALES. La enfermedad explicaría mucho de lo que al pueblo le resulta inexplicable, incluyendo las mentiras, los fracasos y las medidas CONTRA el ciudadano, la Justicia y la SINRAZÓN implantada frente a la crisis”.


Algunos IDIOTAS creen que ser un buen político, significa poder adoptar medidas dolorosas sin que les tiemble el pulso, sin que esas decisiones les afecten, por muy duras que sean. En realidad debería ocurrir lo contrario, es decir, el mejor político es el que SIENTE DOLOR con sus administrados y el que duda, medita y sufre junto y CON ellos, las decisiones graves que conllevan sufrimiento humano”. 

Los insensibles son enfermos o CANALLAS que han llegado al poder, mientras que los que sufren son seres humanos decentes que merecen la confianza de sus administrados. A algunos políticos el poder les hace perder la cabeza, los convierte en arrogantes y soberbios. Primero les aleja de la realidad, aún de la más simple, situándolos en una peligrosa alienación que les hace perder la noción de la realidad. Cuando acceden al poder se creen dioses o sus enviados en la Tierra, propician el culto a la personalidad y muchas veces se tornan crueles. Algunas pueden pensar que esa enfermedad se da únicamente en las tiranías, pero lo cierto es que también se desarrolla en las democracias, afectando a personas que han sido elegidas en las urnas”.


bloguerosdesevilla.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario